Kangasala, Finlandia

Kangasala, Finlandia

Alquilamos una cabaña por varios meses y fue una excelente oportunidad para probar un poco de la vida de campo. Reparamos un invernadero que había en el patio y nos pusimos a practicar con las plantas. Aprendimos también de caballos y de buenos vecinos. Arreglamos el sitio y pintamos la casa como parte de pago de la renta. Juntamos manzanas e hicimos mermelada, aprendimos a convivir con avispas y nos mal acostumbramos a ir a la playita cada dia caminando.